Últimas reseñas

jueves, 25 de junio de 2015

Reseña | La chica del tren


Autora: Paula Hawkins
Editorial: Planeta
Género: Thriller psicológico
Autoconclusivo

¿Estabas en el tren de las 8:04? ¿Viste algo sospechoso? Rachel, sí.
Rachel toma siempre el tren de las 8:04h. Cada mañana lo mismo: el mismo paisaje, las mismas casas... y la misma parada en la señal roja. Solo unos segundos, pero le permiten observar a una pareja desayunando tranquilamente en su terraza. Siente que los conoce y se inventa unos nombres para ellos: Jess y Jason. Su vida es perfecta, no como la suya. Pero un día ve algo. Sucede muy deprisa, pero es suficiente. ¿Y si Jess y Jason no son tan felices como ella cree? ¿Y si nada es lo que parece?
Tu no la conoces. Ella a ti, si.


Estaba viendo un listado de próximas publicaciones cuando la portada de La chica del tren me hizo detenerme y después de leer la sinopsis decidí que tenía que hacerme con él. En general me ha gustado, aunque hay algunos aspectos que no me han acabado de convencer. 

Rachel es quien nos cuenta la mayor parte de la historia. Rápidamente se nos presenta su problema con el alcohol y nos damos cuenta de la depresión que acarrea. Alcohólica y depresiva, no es de extrañar que la policía la tenga por una testigo poco fiable.

Tom, ex marido de Rachel. Se nos presenta como el ex marido comprensivo con su ex esposa acosadora. Siempre esta intentando calmar a Rachel y evitando que Anna llame a la policía.

Anna es la actual mujer de Tom, con quién tiene una hija, Evie. Es uno de los personajes mas odiosos de los que he tenido el disgusto de leer. Entiendo que no soporte a Rachel, pero tiende a exagerar el acoso de ésta y se queja continuamente de ella aunque no les este haciendo nada. 

Megan todo el libro gira entorno a la investigación de su desaparición.

Scott es el marido de Megan. Hay varias referencias en las que se nos da a entender que es un marido demasiado controlador. 

Rachel sigue cogiendo cada día el tren como si fuera a trabajar. Al pararse en un semáforo en rojo, puede ver la calle en la que vivía antes, aunque en lugar de mirar hacia su antigua casa, ella se fija en la pareja que vive unas casas más allá, a los que bautiza como Jess y Jason (más adelante sabrá que en realidad son Megan y Scott). En su imaginación, los ve como la pareja perfecta, todo lo que ella querría tener, aunque un día ve algo que le hace pensar que no todo es como ella cree. Poco después Megan desaparece sin dejar rastro y Rachel se despierta con resaca, una herida en la cabeza y llena de moratones. Lo único que logra recordar de esa noche son algunos retazos del viaje en tren y la sensación de haber presenciado una pelea. A partir de aquí, Rachel intenta por todos los medios recordar que vio esa noche para poder descubrir qué ha sido de Megan, puesto que cree firmemente que esa noche ella presenció algo importante.

El libro esta narrado desde el punto de vista de las tres protagonistas femeninas. Los capítulos se estructuran como si fueran páginas de un diario, y además, cada día escrito se parte en Mañana y Tarde, coincidiendo con los viajes que realiza Rachel en el tren. Al principio es un poco lioso porque si no te fijas en las fechas no te das cuenta de que los capítulos que escribe Megan son del pasado. De esta manera, también se nos presentan los protagonistas desde distintos puntos de vista, cosa que ayuda a la autora a mantener el suspense hasta el final, puesto que no te das cuenta de quién es el verdadero culpable hasta el final.

Me ha gustado: que el libro esté narrado mediante tres puntos de vista. De esa manera la autora consigue que vayamos rellenando todos los huecos de la noche de la desaparición y así entender la historia de una manera creíble. Me ha encantado no descubrir al verdadero culpable hasta el final del libro. Cuesta mucho encontrar una historia que te "engañe" hasta el final...

No me ha gustado: la relación que existe entre dos personajes principales, no me la acabo de creer... Además, se nos presenta a la pareja de policías que investiga el caso como unos incompetentes.

La chica del tren es un thriller psicológico rápido de leer y que te mantendrá enganchada hasta el final. Al igual que Rachel, cada vez estas más intrigada por saber qué es lo que realmente ocurrió esa noche y qué papel tuvo ella en la desaparición de Megan. 



3 comentarios:

  1. Hola! Pues no soy mucho de este tipo de novelas pero me ha llamado la atención. Muchas gracias por la recomendación. Besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola! La verdad es que es un soplo de aire fresco en cuanto a literatura de suspense, ya que hasta prácticamente el final del libro no te das cuenta de quién es el culpable. Por la estructura de los capítulos es rápido de leer, si nunca has leído nada de este estilo te animo a probar con este! Un saludo!

      Eliminar
    2. A mi el suspense me guata bastante, yo todavía no me lo he terminado, y estoy muy intrigada, empiezo a entender porque no guata Anna.... de momento esta muy bien! Te animo a que lo leas.

      Eliminar