sábado, 18 de julio de 2015

Reseña | El chico malo


Autora: Abbi Glines
Editorial: Destino
Género: Young Adult
Los chicos Vincent #1

«Beau era el chico malo de la ciudad y yo la chica buena. Se suponía que no debía ocurrir.»
 Beau Vincent es maleducado y peligroso, el típico chico malo. Entonces, ¿por qué la buena de Ashton, que tiene en Sawyer al novio perfecto, no puede evitar sentirse irresistiblemente atraída por él?









Después de varios días sin leer debido al vacío que me dejó Cada vez que llueve, me acordé de un libro que varias semanas atrás me llamó la atención: Porque lo dice Low.
Cuando leí la sinopsis me pareció que sería un libro entretenido, una lectura rápida ideal para después de un libro intenso o largo. Pero me dio por investigar... y resulta que es el segundo libro de una serie bastante larga.
Como que no tenía ganas de empezar otra serie eterna y aún menos sin conocer a la autora, seguí echando un vistazo a los libros publicados de la autora. Hasta que me topé con la bilogía Los chicos Vincent que, aunque el primer libro cuenta con una sinopsis bastante escueta, consiguió llamar mi atención, y la verdad es que me he llevado una sorpresa muy grata con estos libros. Son adictivos, en cuanto los empecé, no los pude soltar.
Hoy os traigo el primero, pero en breve tendréis también el segundo, ya que me los leí los dos en menos de 48 horas.

Ashton, Sawyer y Beau crecieron juntos, siendo los mejores amigos. Sawyer siempre tenía que sacar a Beau y Ashton de los líos en los que se metían. Y es que, aunque los dos chicos son primos, no pueden ser mas distintos entre ellos. Mientras que Sawyer es educado, bien hablado, caballeroso... Beau es todo lo contrario. 
La relación entre los tres cambia drásticamente al entrar en la adolescencia. Mientras Ashton y Sawyer empiezan a salir, la relación entre Beau y Ashton de golpe y porrazo es inexistente. 

Varios años después, nos encontramos con Ashton esforzándose por ser la chica "perfecta" que sus padres y su novio desean, pero ella no es así... Sawyer esta de vacaciones con su familia y Ashton se cruza con Beau por casualidad. A raíz de eso, los dos "intentaran" recuperar su antigua amistad, pero la atracción entre ellos es tal, que no tardaran en saltar chispas.
Nunca me había molestado en reflexionar sobre lo negra que era mi alma, como parecían creer el resto de los habitantes de esta ciudad, pero en cuanto Ashton salió de su pequeño Jetta blanco con el aspecto de un ángel caído del cielo, supe que mi alma estaba condenada al infierno. Le había enviado el mensaje para recordarme lo inalcanzable que era. Creía que ver un simple «no» como respuesta sería el toque de atención que necesitaba para dejar de obsesionarme con ella. Pero aceptó y mi estúpido y negro corazón se hinchó de alegría. Me di cuenta de que se tambaleaba un poco cuando sus preciosos ojos verdes se encontraron con los míos. Más que nada en el mundo, habría deseado acercarme a ella y asegurarle que iba a ser bueno. Sólo quería hablar con ella, ver cómo se le iluminaban los ojos cuando reía o cómo se mordisqueaba el labio inferior cuando estaba nerviosa. Pero no podía actuar según mis deseos. Ashton no era mía. No lo había sido desde hacía mucho tiempo. No debería haber venido y yo no debería haberla invitado. Así que en lugar de tranquilizarla, permanecí apoyado en el árbol, la perfecta imagen del demonio, con la esperanza de que diese media vuelta y se marchase corriendo.

Esta historia seguramente esta llena de tópicos, pero la escritura de Abbi Glines ha conseguido atraparme de tal manera que empezaba el primer libro a mediodía y antes de medianoche estaba empezando el segundo porque quería saber más. Necesitaba saber más.

La novela alterna capítulos de Ashton con capítulos de Beau. Aunque leemos toda la historia seguida, sin repetir escenas, conocemos de primera mano los sentimientos de los dos a lo largo de su relación. 

Los personajes gozan de un carácter muy marcado y muy bien definido. Además, me ha encantado como la autora logra diferenciarlos en cuanto a lenguaje. De los dos primos Vincent, Beau es el típico chico malo y mal hablado, y en cambio Sawyer es tan considerado y tan bien caballeroso que en algunos momentos resulta cargante. En cuanto al cambio de lenguaje en Ashton es palpable, mientras que con Sawyer es la niña buena, bien hablada y que solo hace buenas acciones, con Beau se deja llevar, no mide ni sus palabras ni sus actos.

Pero la historia no se limita al engaño y traición de Ashton y Beau de cara a Sawyer. El pasado de Beau guarda otros secretos que acabaran por salir a la luz complicando aún más la relación entre los dos primos. 


El chico malo es una lectura adictiva. Aunque la historia es sencilla y sin grandes pretensiones, te atrapa de tal modo que al acabar el primer libro no pude resistir la tentación y empecé el segundo, ya que quería saber qué pasaba con Sawyer.  Abbi Glines me ha sorprendido muy gratamente y seguro que en breve repito con ella.


1 comentario:

  1. 1 comentario!!! hola amo tus reseñas. Me haría mucha ilusión si te pasaras por mi blog y vieras que te parece. Me vendría genial si comentaras y me siguieras.http://amantedeloslibros20.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar