Últimas reseñas

viernes, 11 de septiembre de 2015

Reseña | Octava tumba tras la oscuridad


Autora: Darynda Jones
Editorial: (Libros del Cielo)
Género: Romántica paranormal
Charley Davidson #8

Con doce perros del infierno tras ella, la embarazada Charley Davidson se refugia en el único lugar en el que piensa que no pueden llegar a ella: los terrenos de un convento abandonado. Pero después de meses de estar encerrada allí, Charley está lista para estallar. Tanto metafórica como literalmente, desde que está aproximadamente del tamaño de una ballena varada. Afortunadamente, un nuevo caso ha captado su atención, que involucra un asesinato en los mismos terrenos donde el equipo se refugia. Una monja asesinada hace décadas que sigue viéndose en las sombras es casi suficiente para sacarla de su estancamiento.
Se le ha prohibido a Charley poner un pie fuera de los terrenos sagrados. Mientras que los enojados perros infernales no pueden atravesar el suelo sagrado, pueden estar al acecho justo más allá de sus fronteras. Tienen a todo el equipo en el borde, especialmente a Reyes. Y si Charley no lo conociera mejor, juraría que Reyes se está enfermando. Está más caliente con cada momento que pasa, su calor quemando a través de su piel cada vez que él está cerca, pero, naturalmente, él jura que está bien.
Si bien el equipo está en busca de pistas sobre los Doce, Charley sólo quiere respuestas y es incapaz de conseguirlas. Pero sus amigos la están ayudando. Ellos la convencen aún más que todas las personas en su vida de alguna manera han sido llamados a ella, como si fueran parte de un cuadro más grande a lo largo del tiempo. Pero los buenos sentimientos no duran mucho tiempo porque Charley está a punto de conseguir la sorpresa de su loca y confusa vida sobrenatural...






En primer lugar, agradecer a las chicas de Libros del Cielo esta fantástica traducción hecha por ellas. De otra manera, me habría sido imposible leer este libro en español.
Como ya os contábamos aquí, Charley es una de nuestras protagonistas favoritas así que en cuanto la traducción cayó en mis manos no dudé en empezar a leer. En otras ocasiones, la transformación de libros traducidos por fans me molesta mucho, pero los libros de Charley son tan entretenidos que ni me dí cuenta.

Siempre que pienso en los libros de Charley, no puedo evitar compararlos con un árbol. Si, habéis leído bien. La historia de Charley cuenta con un grueso tronco (la trama principal) del que salen diversas ramificaciones (las historias secundarias). La trama principal es el eje de la historia, pero desde ahí tenemos historias secundarias que lo mismo empiezan y acaban en un mismo libro (los casos que investiga Charley) o que se alargan durante varios (el pasado de Reyes).
En este sentido, este libro me ha decepcionado un poco. La verdad es que me gusta que la historia no gire entorno a una sola trama, pero realmente creía que a estas alturas Darynda cerraría alguno de los interrogantes. Pero no es así, en lugar de eso acumulamos más preguntas sin respuesta.
Lo que si que voy viendo cada vez más claro es que todos los que rodean a Charley están en su vida por un propósito mayor. Creo que todos desempeñarán un papel importante en la batalla final. Aunque aún no se bien cual.
Y es que esta historia está acumulando una gran cantidad de personajes. Digamos que a lo largo de ocho libros vemos como el "ejército" de Charley va creciendo. Y no me refiero solo a las personas vivas que la rodean, sino también a los fantasmas que han ido permaneciendo en su vida (como por ejemplo la tía Lily o su archienemiga Jessica). Uno que me tiene especialmente intrigada es Blue, tanto secretismo en torno a la pequeña me pica la curiosidad.
Lo bajé de nuevo mientras Reyes se acercaba. Llevaba la misma sonrisa llena de dudas que Garrett. 
—La abrirás, ¿verdad? —preguntó Reyes, limpiándose las manos en una toalla. 
—Sí, lo haré. —Coloqué el martillo para tomar un descanso—. Tenemos que saber lo que hay ahí. Podría ser cualquier cosa. Quiero decir, ¿por qué se encuentra bloqueada? —Examiné la puerta por milésima vez—. No, ¿cómo está bloqueada? No hay cerradura. —Señalé para enfatizar lo absurdo de todo esto. 
La puerta era enorme. En un convento con puertas y paredes normales, ¿por qué esta puerta, la misma puerta que era impenetrable, era tan gruesa? ¿Tan fuerte? Incluso Reyes intentó ver dentro. ¡No podía! 
—Quiero decir, ¿no tienes siquiera curiosidad? ¿Qué tipo de habitación es impenetrable a algo que es incorpóreo? 
Luché para levantar el martillo de nuevo, pero ahora tenía una audiencia aún más grande. 
—¿En ello de nuevo? —preguntó Osh. 
—Tan terca como largo es el día —dijo Reyes.
Otro punto que me mosquea son los espacios donde transcurre la historia. Por ejemplo el convento, ¿tengo que creer que dispone de una habitación "segura" por casualidad? No, ¿verdad?

Por otro lado, me encanta la pareja que forman Charley y Reyes. Me río mucho con sus "peleas" aunque nunca tengan una bronca propiamente dicha. Lo que vamos viendo es como a lo largo de los libros van guardando munición, esperando el momento apropiado para echárselo en cara. Y como que Reyes es tan protector y Charley tan cabeza loca nunca se quedan sin armas. 

En este libro hay tres grandes sorpresas: finalmente conoceremos a dos personajes muy importantes, de los que se ha hablado mucho y descubriremos la verdadera identidad de un tercer personaje.

Me sigue fascinando cuando Charley descubre datos vitales pero se lo toma en plan de "Ai, tengo que acordarme de comentarle esto a Reyes", como restandole importancia cuando lo cierto es que le va la vida en ello.

Como siempre, Darynda nos deleita con una escritura fresca y desenfadada, con una protagonista que (aún con las circunstancias de este libro) sigue siendo una cabra loca. Un poquito más comedida quizás, pero cabra loca al fin y al cabo. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada