lunes, 8 de abril de 2019

Reseña | Voz

Título original: Vox (2018)
Autora: Christina Dalcher
Saga: -
Género: Distopía
Editorial: Roca editorial
Traductor: Ana Herrera
Primera edición: Febrero de 2019
Nº páginas: 352 páginas
Precio: 19,90€

CIEN AL DÍA. NI UNA MÁS. Esa es la cifra de palabras que la neurolingüista Jean McClellan y el resto de mujeres tienen derecho a pronunciar cada día. Una sola palabra por encima de esa cifra y cientos de voltios de electricidad recorrerán las venas de cualquier mujer que se atreva a sobrepasarla. Ese es el mandato del nuevo gobierno. Las mujeres no pueden escribir, los libros les han sido prohibidos, sus cuentas bancarias han sido transferidas al hombre de la familia más cercano y se han suprimido todos los empleos para las mujeres.
Pero cuando el hermano del presidente sufre un extraño ataque, a Jean le devuelven temporalmente el derecho a trabajar y a hablar más de 100 palabras al día, con el objetivo de que continúe investigando la cura de la afasia, un extraño trastorno de una parte del cerebro que controla el lenguaje.
Pronto Jean descubrirá que la están utilizando y que ha pasado, sin saberlo, a formar parte de un plan mucho más grande, cuya intención no es encontrar la cura de la afasia, sino inducirla. ¿El objetivo final? Eliminar por completo las voces de las mujeres.



Lleváis viendo este libro en redes casi a diario desde hace semanas, lo sé. No sé si a alguien más le ocurre, pero cuando un libro tiene una gran campaña de marketing, aunque me llame la atención, suelo dejarlo para más adelante o ignorarlo directamente. Esto fue lo que me ocurrió con esta reinterpretación de El cuento de la criada, pero cambié de opinión en cuanto empecé a ver comentarios de quienes lo estaban leyendo y me di cuenta de que todos tenían algo en común: un tremendo cabreo con la historia que encierra este libro. Finalmente pudo más la curiosidad así que, cuando las chicas de Oasis literario lo escogieron como lectura del grupo de Narrativa, me lancé de cabeza.

Nos encontramos en Estados Unidos en un futuro, a juzgar por diversas informaciones que se nos dan, no demasiado lejano. Tras las elecciones presidenciales, la situación del sector femenino estadounidense ha cambiado radicalmente: se les ha prohibido trabajar, obligándolas a quedarse en casa a ocuparse de sus familias, tienen prohibido leer libros y se les ha limitado el habla a 100 palabras diarias, controladas mediante pulseras que sueltan descargas eléctricas al sobrepasar ese límite. Las niñas llevan esas mismas pulseras a partir de los 3 meses y sus clases en el colegio se limitan a las tareas hogareñas y a saber contar.
Nuestra protagonista principal es Jean, experta en neurolingüística, quien lleva un año prácticamente encerrada en casa al cuidado de su marido y sus cuatro hijos, hasta que el hermano del presidente sufre un accidente dejándole afectada el área de Wernicke, en la que Jean es experta, y será entonces cuando se le “ofrecerá” retomar el proyecto que le obligaron a abandonar un año atrás.
“Lo único que hace falta para el triunfo del mal es que los hombres buenos no hagan nada”.
El punto fuerte de este libro es la ambientación. Resulta escalofriante lo real que se siente todo lo que se nos cuenta, sobre todo porque también sabremos cómo se llegó a ese punto a través de flashbacks de la vida de la propia Jean. Se nos habla de las manifestaciones feministas, de cómo poco a poco la presencia de mujeres en el gobierno ha ido decayendo. Mientras gran parte de la población estadounidense no hacía caso o no le daba demasiada importancia, otro pequeño sector se fue fortaleciendo hasta alcanzar finalmente el poder: el Movimiento Puro.
Jean nos desvela que el presidente realmente no es el centro del problema si no que, para cuando él alcanzó el poder, todo estaba decidido a través de otra persona: el reverendo Carl Corbin, quién consigue, poco a poco y con tesón, que el conocido Cinturón Bíblico (los estados sureños donde gobierna la religión) consiga expandirse de cinturón a corsé y de corsé a traje completo, quitándole la voz a las mujeres, el derecho a decidir sobre sus cuerpos y persiguiendo a todo aquel a quién consideren impuro.

Voz no es un libro fácil de leer. Probablemente necesitaréis parar en algún momento u otro por las crueldades y brutalidades que se llevan a cabo, por las decisiones que toman algunas personas tras estas prácticas o por el simple rechazo que provocan las afirmaciones del Movimiento Puro. Hay escenas terriblemente duras y gráficas, las ganas de adentrarte en el libro y matar a ciertos personajes de manera lenta y, sobre todo, dolorosa, son realmente intensas. Voz es una lectura que asociareis toda la vida a la palabra impotencia. Eso es lo que sentimos al empezar y esa misma impotencia extenderá los tentáculos para aferrarse bien a nosotros y nos irá estrangulando progresivamente a medida que avancemos en el libro, alcanzando puntos álgidos en cada aparición del reverendo Corbin o de alguno de sus seguidores.
Como mujeres, nos corresponde guardar silencio y obedecer. Si debemos aprender algo, preguntemos a nuestros maridos en la intimidad del hogar, porque es vergonzoso que una mujer se cuestione el liderazgo de los hombres, ordenados por Dios.
Ya cuando la conocemos, Jean tiene varios frentes abiertos en su propio hogar: no solo tiene que lidiar con su nueva situación si no que la preocupación por dos de sus hijos la carcome poco a poco. Sonia tiene tan solo seis años y ya hace un año que lleva la pulsera. Dalcher consigue transmitirnos perfectamente la preocupación de Jean, no solo como madre sino también como experta neurolingüística, en las carencias de aprendizaje de su hija pequeña, la desesperación al darse cuenta de que en el colegio están empezando a premiar a las niñas que menos hablan y que el contador de su hija ha permanecido todo el día a 0.
Otra fuente de preocupación es Steven, el mayor de sus cuatro hijos (la autora podría haber prescindido de los gemelos pues no tienen ningún tipo de importancia en la historia), pues Jean es testigo casi silencioso del lavado de cerebro al que se somete a su propio hijo. Las máximas del movimiento Puro son claras: la mujer está al servicio del hombre, no tiene derecho a opinar ni a decidir, su palabra no sirve para nada y cualquier comportamiento que se desmarque de las leyes del señor es castigado duramente y sin piedad. 
La impotencia de Jean al ver a Steven predicando estas mismas leyes traspasa las páginas y te revuelve el estómago darte cuenta de que la protagonista siente miedo de su propio hijo.
Quizá fue así como ocurrió en Alemania con los nazis, en Bosnia con los serbios, en Ruanda con los hutus. A menudo me he preguntado eso, cómo es posible que los niños se convirtieran en monstruos, cómo aprendieron que matar estaba bien y que la opresión era justa, cómo en una sola generación el mundo pudo cambiar el giro sobre su eje hasta convertirse en un lugar irreconocible.
Vayamos ahora con los puntos que no han terminado de convencerme.
Aunque sé de qué trata El cuento de la criada a grandes rasgos, no lo he leído así que no tengo claro si en ese libro ocurre lo mismo que aquí o si, por el contrario, esa distopía es a nivel mundial. Me resulta poco creíble que en cualquier país se atente contra los derechos humanos de manera tan escandalosa y el resto del mundo no haga nada. Sí, se nos dice que las relaciones con Europa son tensas, pero ¿de verdad tengo que creerme que el resto del mundo no se ha aliado para detener esto? De verdad quiero creer que no.
Por otro lado, en el momento en el que Jean vuelve al trabajo ocurren dos cosas: enseguida nos damos cuenta de que el accidente del hermano del presidente esconde algo mucho más grande y, a la vez, descubrimos que Jean es todo aquello que persigue el movimiento Puro. Ni una ni la otra han conseguido convencerme. En relación a la conspiración oculta, la trama me ha parecido demasiado acelerada, demasiado conveniente y no he terminado de creerme que ate cabos y encuentre nuevas pistas tan rápidamente. En cuanto a Jean, es más de lo mismo, todo lo que la rodea me parece demasiado y no terminé de creerme el personaje en sí, pese a todo lo que se juega, hubo muchos momentos en los que sus reacciones no me parecieron congruentes. En su situación yo habría estado cagada de miedo y es exactamente lo que ella nos dice que le ocurre, pero no me ha parecido que sus acciones fueran acordes a ese miedo, si no que en muchos momentos actúa de manera desbocada, como si no le importaran las consecuencias.

Personalmente, el final no me ha gustado y no porque haya sido feliz o triste, sino porque, siguiendo con la estela de la “investigación” previa me ha resultado demasiado acelerado, poco creíble y con ese regusto a salida fácil que cada vez me gusta menos encontrar. Sé que puede parecer que siempre espero muerte y destrucción en según qué tipo de historias y que si no lo encuentro ya me quedo descontenta, pero no es así para nada. Lo que espero de una historia es que sea coherente y que la supervivencia o muerte de los personajes lo sea también.
Si algo he aprendido leyendo a George R.R. Martin no es solo a no encariñarme con ningún personaje, si no a aceptar que hay muertes que son inevitables, que no están ahí porque sí o para salir fácilmente del paso, sino por el bien de la historia, porque esta lo necesita y esa es la sensación que le queda al lector/a. Seguro que alguna vez os ha pasado que, tras el cabreo inicial al perder a un personaje querido, lo habéis pensado algo mejor y os habéis dado cuenta de que esa muerte era totalmente necesaria. Pues lo mismo ocurre con la supervivencia de algunos personajes que se mantienen vivos pese a todo o no sufren ninguna consecuencia. Esto es lo que encuentro más a menudo de lo que me gustaría.


Voz es una distopía escalofriantemente real, con una trama realmente atractiva (ya me entendéis), pero cuya ejecución no ha terminado de convencerme y no me habría molestado que la autora se tomara más páginas para desarrollarla.

26 comentarios:

  1. ¡Hola!
    No paro de leer buenas opiniones sobre este libro y la verdad es que tiene buena pinta, a ver si puedo hacerme con él.
    Estupenda reseña.
    Besitos :)

    ResponderEliminar
  2. No me llama la atención, creo que no disfrutaría de su lectura y además veo que no te ha entusiasmado.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Sigo intrigada por este libro, a pesar de tus puntos negativos. Sin embargo, eso de escenas duras y gráficas... la crueldad es algo que no llevo nada bien, me deja trastocada y plof muchos días, así que no sé...
    Un beso y gracias por tu estupenda reseña :-)

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Este libro me apetece un montón, pero no me apunté a la LC porque no tengo horas en el día suficientes para tanta conjunta. Quiero leerlo este verano con calma, y a ver si a mi el final me convence o no.

    Un besazo.

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! A mí me gustó bastante, sobre todo la intriga y el no poder soltar el libro, lo devoré en apenas un día. Coincido bastante con el tema del final, después de tan buen comienzo se quedó un poco precipitado. Ojalá para el próximo libro (nos desveló en un encuentro que está pensando hablar de la eugenesia y nos pareció muy interesante), se desarrolle todo un poquito más.
    Besos
    Marta

    ResponderEliminar
  6. ¡Holaaa!

    Me ha gustado mucho la reflexión del final en cuanto a las muertes jaja es cierto que hay muertes que te cabrean en el momento, pero son necesarias para la historia. A mí también me da rabia cuando hay acciones que no tienen ninguna consecuencia para los personajes, y no causan tensión porque ya sabes que van a salir ilesos.

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  7. Este es de esos libros que me llaman mucho pero con los que me cuesta animarme... Y encaima ahora tengo un poco de repartos a este tipo de tramas debido a que El cuento de la criada me pareció bastante soporífero, interesante pero aburrido vaya.

    ResponderEliminar
  8. Hola! Estoy ahora con él, llevo como un 60% y aunque me está gustando hay partes que se me están haciendo un poco cuesta arriba, escenas que como dices son bastantes duras y personajes que me dan ganas de darles con la mano bien abierta, jejeje. Hay veces que me pone de muy mal humor esta lectura y la mayor parte del tiempo la verdad es que da que pensar lo que está ocurriendo.
    A ver si esta semana puedo ponerme en serio con lo que me queda y lo termino.
    Besos!
    tqq!

    ResponderEliminar
  9. HOLA♥ Aquí es la primera vez que veo el libro, entonces al principio creí que era como los de NADA o TODO. Un libro de ese estilo. Pero no...
    Tiene un buen rato que no leo una distopía. Me da gusto ver que supieron ambientar bien el entorno, porque muchas veces ese es el punto débil de este tipo de libros.
    Todo iba bien hasta lo del final por lo que voy a creerte al 100%.
    No me gusta que todo lo que se ha desarrollado al final se vea afectado porque el autor ya se cansó y lo quiere terminar a como dé lugar. No señor.
    No sé si me animaría a leerlo. Pero ya veremos.
    Tu reseña está MUY completa y al menos para mí quedó todo muy claro, así que muchas gracias.
    Nos seguimos leyendo ♥

    ResponderEliminar
  10. Hola.
    Sí que estoy viendo este libro por todas partes pero las distopías no me atraen, por muy realistas que puedan llegar a ser, y sé que con esta lectura terminaría más cabreada que una mona así que lo voy a dejar pasar.
    Un saludo.

    ResponderEliminar
  11. ¡Hola! He leído alguna reseña más y estoy convencida que, de leerlo, me iba a poner de muy mal humor. Una pena que el final resultara acelerado, imagino lo difíciles que deben de ser de escribir pero ya que están, que se tomen el tiempo necesario para llevarnos por ellos. En cuanto al tema que mencionas de que el resto del mundo no hace nada en un país que atenta contra los derechos humanos, en cierto modo te entiendo porque hablamos de un país occidental muy cercano al nuestro, pero ocurre a día de hoy en muchas partes del mundo, así que no me parece tan raro ponerme en esa situación.
    Gracias por la reseña ^^
    ¡Un abrazo!

    ResponderEliminar
  12. Hola Lit!!
    No me animé a la lectura conjunta, aunque estuve a punto de hacerlo porque sabía que sería un libro que me iba a costar entender. Estoy completamente de acuerdo contigo en que a veces las muertes son necesarias en los libros, siempre y cuando tengan una razón. A mí, que maten a los personajes porque sí y sin ningún motivo que le aporte algo a la trama me cabrea y mucho y veo que algo parecido te ha pasado con este libro.
    Igualmente tiene cosas que me llaman la atención, pero seguramente deje pasar algo de tiempo para que deje de estar en boca de todos (ya que me pasa lo mismo, si todas las personas hablan de él, le cojo algo de manía) :D
    Gracias por la reseña!!
    Besos :33

    ResponderEliminar
  13. Holaaa
    Tengo que admitir que estuve a punto de caer en este lectura, pero le tengo pavor, se que me voy a enfadar mucho, que me va a poner de los nervios todo lo que cuentas y eso es lo que me echa para atrás, admitámoslo, si ya tengo algún problema de inicio, seguramente le iré sacando filo a la lengua y no voy a disfrutar la experiencia.
    Me lo voy a pensar, porque creo que si lo hago, al final, quizá caiga, pero no se cuando:
    Un bes💕

    ResponderEliminar
  14. ¡Hola! Pues es una pena que tenga todos esos fallitos porque la verdad es que el punto del que parte parece de lo más interesante. Aún así no lo descarto. Un besote :)

    ResponderEliminar
  15. Buenaas!
    Pues es una pena que no te acabara, en mi caso me daba curiosidad pero no me llamó especialmente la atención ^^
    Gracias por la reseña <3

    ResponderEliminar
  16. ¡Hola!
    Gracias por esta reseña ya que he visto a este hace mucho tiempo y todos hablaban bien de el.
    Siento que con tu reseña no me pierdo de nada si decido pasar de leerlo.

    ¡Un abrazo y un beso!

    ResponderEliminar
  17. Hola aso por encima tengo ganas de leer este libro, Saludos

    ResponderEliminar
  18. No voy a animarme Lit, no acaba de convencerme, y tras leer tu reseña creo que hago bien en dejarla pasar.
    Un besito

    ResponderEliminar
  19. Tengo muchas ganas de leerlo!

    Besotes

    ResponderEliminar
  20. ¡Hola! ^^
    Se nota que lo has disfrutado, porque le has dado una puntuación muy buena. Parece un libro interesante, pero ahora mismo tengo entre manos varias historias duras de esas que te provocan mucha impotencia, y después quiero tomarme un descanso de tanto drama. De momento me lo apunto, pero tendrá que esperar.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  21. ¡Hola! Tal y como dices, yo tampoco paro de ver este libro por todos lados, aunque principalmente en el mundo blogger. Cuantas más reseñas leo de este libro, más ganas tengo de leermelo. La verdad es que tiene una pinta brutal y no me quiero imaginar vivir en algo parecido a eso.
    Besos.

    ResponderEliminar
  22. Ese punto de distopía tan surrealista me echa para atrás. Ya la propia sinopsis pretende enganchar e intrigarte, pero tiene algo que no me termina de convencer.

    Un beso ;)

    ResponderEliminar
  23. Hola Lit!
    Al final yo con este libro no pude! Es cierto que la trama me parece super interesante y que es duro el mundo que plantean y las 100 palabras diarias, pero es que se me hizo demasiado lento y pesado, no pude conectar con los personajes, porque no nos cuentan prácticamente nada de ellos, la autora se centra tanto en el mundo y en como llegamos a eso, que olvida a los personajes y la verdad es que si no conecto con lo que mee estas contando, paso al siguiente xD
    Saludos!

    ResponderEliminar
  24. Lo tengo añadido a mi lista de pendientes, pero ahora mismo no está en mis planes leerlo, estoy inmersa en otros tipos de géneros :)

    ResponderEliminar
  25. Hola!
    estos libros me producen inquietud porque aunque estén catalogados como distopias o presenten un futuro "imposible", yo no los veo tan lejanos ni disparatados... como el cuento de la criada. En fin, no se si lo leería o no aunque tengo curiosidad por saber más del plan en el que han metido a la protagonista y como termina todo.
    Besos!

    ResponderEliminar

Al dejar un comentario estás aceptando la nueva RGPD del blog detallada en http://pajaraslectoras.blogspot.com/p/politica-del-blog.html

Podéis dejarme aquí vuestros comentarios en referencia a mi entrada, me encanta leeros y contrastar opiniones, pero tened en cuenta que los comentarios que incluyan alguna url o spam no serán publicados.
¡Gracias por comentar!